bebito 1_500

5 trucos para que tu bebé duerma por la noche

Todas las mamás y papás sabrán de qué va esto. Tod@s lo hemos pasado y es que conseguir que tu bebé duerma del tirón no es una tarea fácil. Especialmente cuando el bebé es muy pequeño, resulta inevitable que se despierte varias veces o simplemente que no consiga dormir. Por eso, hoy quiero compartiros algunos trucos que pueden ayudar a que el bebé duerma toda la noche, sin interrupciones. Y por supuesto, ¡los papás también!

Antes de explicaros los consejos, también es importante que sepáis que si el bebé duerme mucho durante el día, será muy difícil lograr que lo haga por la noche. Así que, trata de limitar las siestas (nunca más de 3 horas) y juega con él/ella, enseñándole juguetes, bañándolo, cantándole una canción, etc. pero sin pasarse. La idea es que se vaya cansando poco a poco y se acostumbre a los horarios de sueño más adecuados para él/ella.

¡Empezamos! 

 

 1. Crear el mejor ambiente para el sueño

Para ello, es recomendable acostar a tu bebé con la puerta, ventanas y cortinas cerradas, tratando de minimizar cualquier ruido posible, evitando la luz, y dejarlo a solas. Además, es importante disponer de un walkie talkie o monitor para que te avise cuando tu bebé se despierte.

bebito 3

2. La temperatura importa

La habitación de tu bebé debe estar a una temperatura adecuada, entre 20 y 25 grados. Igualmente, es preferible arroparlo bien antes que ponerle una manta, ya que el propio bebé acabará moviéndola y pasará frío. Lo mejor, pues, es que duerma con un saquito de dormir, por ejemplo. Estará bien abrigado y no se dará la vuelta fácilmente.

3. Mantener el sueño

Si se acaba despertando, atiende a sus necesidades tratando de hacer el menor ruido posible. Lo más seguro es que tenga hambre o que simplemente se eche a llorar. Consuélalo y vuelve a acostarlo, evitando encender la luz. Es muy importante que el bebé asocie la noche y la hora de irse a dormir como un momento de silencio y paz.

4. ¿Juguetón? Por la noche, no

Si el bebé se resiste a dormir, no hay que jugar con él por muchas ganas que tenga. Si esto sucede, el bebé se pensará que también se puede jugar por la noche y se sentirá más motivado para retrasar la hora de dormir en futuras ocasiones. Para conseguir que se duerma, cógelo en brazos y acércale al pecho (sea la madre o el padre), los latidos del corazón le relajarán. Asimismo, el movimiento oscilante (mecerlo en brazos o en la propia cuna) contribuye a provocarle adormecimiento.

5. Respetar el ritmo de la casa

Durante el día, mientras el bebé duerme, se pueden mantener las cortinas abiertas y no minimizar el ruido que hay en la casa normalmente; de este modo el pequeño no entrará en una fase de sueño tan profunda como durante la noche. Y poco a poco, aprenderá a diferenciar entre el momento de la siesta y dormir por la noche.

 

Prueba estos trucos y escríbenos explicando si te han funcionado. Seguro que tu bebé conseguirá dormir plácidamente toda la noche. Y vosotros también, que lo necesitáis. :)

Además, en Deliberry puedes encontrar todos los productos para la alimentación, aseo y cuidado de tu bebé.

Pruébalo, ¡el primer envío es gratis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *